INFORMACIÓN IMPORTANTE

PARQUE NACIONAL DEL TEIDE

En relación con la información que viene circulando en redes respecto al reglamento de uso PÚBLICO del parque nacional, hay que aclarar lo siguiente.

El propósito es contribuir a la conservación del parque, ofreciendo mejores servicios y sin que en ningún caso se cobre por el mero tránsito o visita al Teide.

Son los turistas los que realmente suponen una carga ambiental al parque y es sobre ellos sobre el que se orientará fundamentalmente el cobre de dichos servicios. El residente no pagará o lo hará de manera testimonial. Solo se cobrará el servicio que se preste, no el acceso, no la mera visita.

Aparcamientos:

Aún no se ha decidido el precio en una medida que está pensada principalmente para el visitante (el residente dispondrá de descuentos que harán el pago testimonial) que será quien mantenga el peso económico.

Estamos hablando de un parking vigilado, con servicios que además va a contribuir a una visita más sostenible al parque al potenciarse la visita en transporte público.

Cobro por entrar al Parque:

Es falso que se cobre por entrar al Parque, las tarifas serán para servicios complementarios que tienen por finalidad contribuir a la financiación del mismo y como mecanismo regulador de la capacidad de carga. Si quieres conocer el parque junto a un Guía, eso es lo que va a cobrarse al igual que la entrada a los centros de visitantes u otros servicios complementarios definidos en el borrador del reglamento.

En ningún caso el residente verá mermada la posibilidad de subir al Teide como viene haciendo en la actualidad. Es falso que se quiera privatizar el acceso al Teide. Para acceder al Pico como ocurre en la actualidad hay que disponer de un permiso emitido por el Parque Nacional del Teide. Eso es ahora así y lo será en el futuro.

La medida entraría en vigor en 2020 tras un proceso de participación transparente

Los servicios de pago serán ofrecidos directamente por el Cabildo o Parque del Teide o a través de empresas públicas. No por empresas privadas. Actualmente hay servicios turísticos que usan el Teide como reclamo que cobran a nuestros visitantes y que hay que ordenar para reducir la carga, aumentar y mejorar la experiencia de la visita de forma que además parte de esos beneficios privados que ahora se generan también contribuyan a sostener la conservación del Teide.

No se trata de tener más personas en el Teide sino de visitas más satisfactorias y de calidad.

Se trata de organizar la capacidad de carga del Parque que cada vez más se encuentra sometido al uso desmedido del vehículo privado.

Todo lo ingresado por esos servicios tendrá destino público se utilizará en la mejora y mantenimiento del aumento de la vigilancia y limpieza entre otras actividades.

El reglamento está en información pública después de un proceso de participación ciudadana de más de un año que ahora completaremos con las alegaciones que se recibirán.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.